lunes, 18 de junio de 2012

Cynthia Rothrock en España

 * Clikea en las imágenes para verlas en su tamaño original *


Es la primera vez que se organiza en España un cursillo con una estrella del cine de Artes marciales, la firma Sensei-Do trae a nuestro país a Cynthia Rothrock que dará un cursillo junto a nuestro campeonísimo José Manuel Egea y el maestro Mario Padilla los días 20, 21 y 22 julio. Este cursillo es para todos, expertos y neófitos en AA.MM., no obstante, si no se puede o no se quiere acudir al evento a nivel práctico, el sábado 21 julio, por la tarde habrá una jornada de puertas abiertas, donde la entrada costara tan solo 5 euros y cualquiera que lo desee podrá hablar brevemente con los maestros y por supuesto hacerse una foto con cualquiera de ellos. Espero que el evento tenga éxito y puedan traer a más estrellas de este cine que tanto nos gusta ¿Quién sabe cuál puede ser el siguiente?



JOSE MANUEL EGEA


Mis inicios en las artes marciales fueron como practicante de Judo, a los pocos meses, pasé a practicar Karate, que por regla general, al llegar al cinturón marrón o negro, se empezaba a competir en la modalidad de Kumite. Antes de acudir a los campeonatos, solías ir como espectador, por lo que conocías a los campeones y las técnicas que empleaban en combate. Casi siempre eran los mismos quienes llegaban a la final, aquellos combates eran de infarto. En aquellos años, las artes marciales tenían menos difusión y "casi" todos los practicantes se aglutinaban en torno al Karate y al Judo, por lo que no era raro que acudiera una gran cantidad de público a estos eventos. Cuando finalizaban, aquellos "gladiadores" se daban un baño de multitudes. Indiscutiblemente, eran los protagonistas del espectáculo. Con el tiempo, competidores emblemáticos como Amillo, Jean Pierre Carbila, Damián González, Fernando Rosuero, Jesús Calvo, Miguel Serrano, Francisco Manzano, Felipe Hita, etc…, se fueron retirando, cediendo el puesto a las nuevas generaciones, entre ellos empezó a destacar como competidor José Manuel Egea, que era un compendio técnico de todos ellos. Aficionados y expertos le auguraban una gran carrera, pero nadie pensó que llegaría tan lejos. Que llegaría a ser el mejor competidor de karate de todos los tiempos, de su palmarés deportivo destacaría:

Campeonatos del mundo

Por equipos:

Medalla de bronce-Holanda 1984
Medalla de bronce-Egipto 1988
Medalla de bronce-México 1990
Medalla de oro-Granada 1992

Individual:

Medalla de bronce-Australia 1986
Medalla de bronce open-Australia 1986
Medalla de bronce-Egipto 1988
Medalla de oro open-Egipto 1988
Medalla de oro-México 1990
Medalla de oro-Granada 1992

Copas del mundo
Individual:


Medalla de oro-Hungría 1985
Medalla de oro-Hungría 1987
Medalla de oro-Hungría 1989
Campeonatos del mundo júnior
Por equipos:
Medalla de oro-Bélgica 1983
Medalla de plata-Italia 1984
Medalla de oro-España 1985
Individual:
Medalla de oro-Bélgica 1983
Medalla de plata-España 1985


Campeonatos del mundo senior
Por equipos:

Medalla de bronce-Noruega 1985
Medalla de oro-España 1986
Medalla de plata-Austria 1990
Medalla de oro-Alemania 1991
Medalla de bronce-Holanda 1992
Individual:
Medalla de oro open-España 1983
Medalla de bronce-Francia 1984
Medalla de oro-Noruega 1985
Medalla de oro-España 1986
Medalla de oro-Escocia 1987
Medalla de oro-Italia 1988
Medalla de plata open-Italia 1988
Medalla de oro-Yugoslavia 1989
Medalla de oro-Austria 1990

Otros campeonatos de interés
Open de Japón: Medalla de oro
Open de París: Medalla de oro
Open de U.S.A.: Medalla de oro
Open Villa de Madrid: Medalla de oro


El caso de José Manuel Egea fue como el de otros muchos jóvenes, las artes marciales, en este caso concreto, el Karate, cambiaron su vida…
Yo provengo de Pan Bendito, un barrio muy humilde de Madrid, mi padre era albañil. Yo decidí salir del barrio y apartarme de las malas compañías para dedicarme por entero al Karate, en el que vi una forma de vida, además de poder ser un gran vehículo para salir de la marginalidad gracias a él cambio mi vida. Empecé a practicarlo por casualidad, cuando tenía 11 o 12 años quería hacer deporte, pensaba que en aquella época lo que mejor se me acondicionaría a mis cualidades físicas y lo que más me gustaba en aquellos momentos, era la gimnasia deportiva. Lo que ocurre es que en aquella época, para poder practicarla, me tenía que trasladar al Palacio de los Deportes; mis padres no me podían costear desde el transporte, equipo, y demás;, entonces puesto que yo tenía un gran interés en hacer algo de deporte, decidieron que lo mejor para mi seria el inscribirme en un gimnasio para aprender Artes Marciales. Así lo hicieron, inscribieron a mi hermano Paco y a mí en un Gimnasio para que practicáramos Karate”.
Tras un periodo de práctica, empezó a destacar en el gimnasio, hasta que su profesor Juan Manuel Pérez, le propuso, al igual que a otros compañeros, participar en una competición.
Hasta que no tuve 16 años no pude participar en la 1ª competición. A mí de siempre, me ha gustado un poco el riesgo y el competir, el compararme con los demás, así a la primera competición que asistí era una del gimnasio, y la verdad es que la gané, ahí me di cuenta que tenía grandes posibilidades para conseguir medallas en la competición y decidí continuar en ello. Al año siguiente quedé Campeón de España y de Europa. A partir de entonces estaba ya marcado mi destino. Seguí en la competición y en todos los mundiales y campeonatos a los que he asistido, en todos he conseguido siempre una medalla”.
Sin embargo y a pesar de haber destacado en competición, para José Manuel Egea esto es simplemente una fase más en su carrera marcial….
La competición es una etapa más del Karate, te sirve para que puedas medirte y compararte con otros en combate. Para que puedas aplicar aquellas técnicas que conoces en un encuentro real, aunque sea con algunas limitaciones y reglas. Aparte, para obtener buenos resultados en ella, se requiere de un gran autocontrol, Además, por supuesto, de tener ciertas cualidades físicas. Se requiere de un gran auto-control, pues constantemente se deben realizar sacrificios, tanto físicos como mentales para poder superar todas las dificultades que se presentan en este “camino”. Si no se posee un equilibrio entre mente y cuerpo, podrás ganar un campeonato, pero nunca serás un auténtico campeón. ¡Cuántas veces lesionado, minado por los golpes, sales a competir, a defender los colores de tu país!, para eso se requiere una fuerte mentalidad, y una gran actitud que luego te ayudará en las otras “etapas” del Karate-do. Que yo sepa, todos los grandes maestros han sido grandes guerreros en su juventud. Tras pelear y ganar a otros, con el paso del tiempo, empieza la pelea más dura y difícil, contra uno mismo. Con el transcurrir de los años se pierde la velocidad, la potencia la elasticidad y todos los demás atributos, entonces lo único que queda es la “esencia”, que es lo que te hace más fuerte, no de cara a lo demás, si no a ti mismo. Eso es lo verdaderamente importante, pero no por ello se debe menospreciar ni olvidar los primeros peldaños de la escalera. Yo a pesar de haber competido, lo que más me gusta y realmente valoro, es la práctica del Karate-Do.
Sin embargo cuando se empieza, no se está capacitado para valorarlo, como todo en la vida tiene su proceso. Yo desde muy joven intuía que este era el camino, es más, donde he llegado se lo debo al Karate Do. La mayoría de las combinaciones que realizaba en competición eran movimientos del Bunkai de los Katas que conocía. Si llegué tan lejos en la competición, fue gracias a esto. Muchas de las combinaciones tenían que adáptalas para el combate de la competición, pero la esencia era la misma. El poder del Karate está en la técnica y su fuerza está escondida en las Katas. Mucha gente los desprecia, ignoran su valor. Yo siempre los he valorado muchísimo, incluso llegué a ser campeón de Europa de Katas de Shito Ryu. Supongo que no debe ser una casualidad que la mayoría de los grandes competidores de Kumite participan en campeonatos de Katas, ganando algún que otro trofeo. Gracias a los Katas, muchos competidores de Kumite pudieron aguantar algunos años más en activo, porque cuando el físico baja, si hay una buena base técnica se puede continuar peleando. Ahora bien, si solo existe un trabajo físico, te quedas estancado en el combate y te quedas sin conocer otras etapas o fases porque el Karate en como todo en la vida que va por etapas. El Karate es igual, tiene una primera etapa de aprendizaje; una segunda etapa que es cuando quieres ver el nivel que tienes en comparación con otros y vas a competir, ahí es cuando trabajas un poco el Karate deportivo; después, cuando abandonas la competición, trabajas más el Karate-Do. No es una forma de trabajo sino una mentalidad, es algo que te viene después de la competición, cuando digamos que ya lo has probado todo, entonces llegas a una etapa espiritual que te hace ver las cosas de otra forma y no solamente a nivel técnico, sino inclusive en las vivencias que posteriormente puedas tener con la gente en la calle, con tu familia, etc. Simplemente es la última etapa que hay en el Karate, se puede denominar que es la del crecimiento personal, donde llegas a la madurez marcial”.
Es evidente que José Manuel Egea ha llegado a esa madurez que algunos privilegiados logran tras muchos años de práctica, sus conocimientos y experiencia están fuera de cualquier duda, pero como dice el refrán "Cualquier presente, basado en el pasado, carece de futuro", lo importante no es lo que aporto a la competición, creo que lo realmente meritorio es lo que sigue aportando al karate en general y en particular a las artes marciales. José Manuel Egea es un luchador infatigable tanto dentro como fuera del tapiz, su lucha es en la actualidad la difusión de las artes marciales, pero no sola a nivel nacional, su objetivo es mucho más ambicioso, es hacerlo a nivel mundial.


"Le debo mucho a las artes marciales y de alguna forma quiero devolver algo por todo los que me han aportado. Todo lo que soy y donde he llegado en la vida, se lo debo a ellas, mi deuda es muy grande y por eso intento realzarlas y que ocupen el puesto que se merecen, por esta razón me he unido a grupo de personas que estamos trabajando en un gran proyecto para difundirlas y hacerlas llegar al máximo posible de personas y para ello creo que el mejor vehículo son las nuevas tecnologías, gracias a ellas es posible llegar a todas las partes del mundo y que cualquiera se pueda beneficiar de nuestras experiencias y conocimientos. Me parecería muy egoísta no compartir estos conocimientos con los demás aparte que si no se hiciera, estas experiencias y las de otros muchos, terminarían por perderse, la cuestión está en encontrar la forma de compartirlas con todos, sin importar en lugar o sitio donde estén. Hoy en día con la tecnología se puede llegar a cualquier parte del mundo, entonces ¿porque no hacerlo? ¿Porque no luchar por difundirlas? evidentemente yo solo no puedo hacerlo, pero sino juntamos muchos profesionales de varios ámbitos podremos conseguirlo y que los practicantes y aficionados a las AA.MM. se puedan beneficiar de ello. Si yo quiero enseñar y la gente quiere aprender, la distancia y en lugar no debe de ser un impedimento y al igual que yo, otros muchos."
José Manuel Egea considera que existe un gran desconocimiento sobre lo que son y lo que aportan y está luchando para cambiar esa imagen
Desde luego, ese es un punto importantísimo. Y yo creo que esto se debe en gran medida a los muchos prejuicios que mantiene esta sociedad con respecto a las artes marciales. Mucha gente se cree que son como en las películas: violentas, agresivas, destructivas. Y en mi opinión es totalmente lo contrario, es la manera más civilizada y constructiva de desahogarse, de expulsar todo el estrés que se nos echa encima a lo largo del día. Se ha maltratado mucho nuestra imagen a pesar de ser las artes marciales, de lejos, la actividad más practicada en nuestro país y creo que a nivel mundial. Somos muchos los que estamos dentro pero seguimos siendo unos incomprendidos quizás la culpa es nuestra por no saber difundir y divulgar todo lo positivo de ellas y lo que son capaces de aportar a las personas, es hora de hacerlo o al menos de intentarlo.

En la actualidad José Manuel Egea está trabajando en un ambicioso proyecto con Sensei-Do. En breve dará un cursillo junto a Cynthia Rothrock, la reina del Kung Fu y el gran maestro Mario Padilla. Esto solo parece ser el principio… Desde estas líneas, le deseamos toda la suerte del mundo.

Para más información, pinchar aquí

El Blog de Pedro Conde..


gracias a mi amigo peter..


 más estrellas de este cine que tanto nos gusta ¿Quién sabe cuál puede ser el siguiente?











0 comentarios:

Translate

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Acerca de mí